“A la fecha, año de 1944, ha tomado notable incremento la difusión de los bailes criollos tradicionales, merced a la divulgación desde Buenos Aires, i especialmente por radiotelefonía, de su parte musical, la que se extiende a todas las regiones del país, en muchas de la cuales estaban, en su mayoría, olvidados.
Con el justificado entusiasmo que estas danzas despiertan, ha surgido un considerable número de ‘folkloristas’, es decir, entendidos en música i danzas nativas, los cuales, según eventuales conocimientos, i en apremiante interés de notoriedad o de lucro, se han constituido, a sí mismos, en ‘profesores’, ocasionando la consiguiente confusión i desorientación lamentables en este renacer de tan caras i delicadas expresiones del sentimiento popular. Con la despreocupación que da la falta de responsabilidad, dichos ‘folkloristas’ han divulgado muchas antiguas danzas argentinas de las cuales sólo conocíase el nombre, ‘arreglándolas’ -son sus términos-, a su escaso entender, ocasionando, en las gentes desprevenidas, la insistencia en el error.
Sabemos que una sección del Museo de Ciencias Naturales de Buenos Aires no pudo atenerse a los informes de algunos mui popularizados ‘entendidos’ en bailes criollos, al intentar, dicha institución, documentar el cancionero nacional de la tradición: declara-ron, aquellos, que los más de los bailes eran arreglos personales, por no existir datos al respecto.
Además, personalmente hemos comprobado la deformación de danzas regionales mui conocidas porque aún vive gente que las practicaron en sus mocedades. Aquello ocurre indudablemente por descuido, por precipitación i aún por entusiasmo. Lejos estamos de pensar que haya mala intención, mui al contrario. Aun cuando sea con propósitos comerciales, siempre se consigue una impresión de belleza i una emoción nacionalista ante nuestros bailes criollos pero es necesario, para alcanzar un elemento didáctico que ayude al conocimiento del pasado, aclarar la verdad en lo que fueron esas hondas manifestaciones del sentimiento argentino.”

Fuente: "Apuntes sobre bailes criollos: versiones coreográficas recopiladas por Domingo Lombardi" (2007)

Adquirir en: Folklore – UNA, Sánchez de Loria 443, C.A.B.A., (011) 4866-1675